Calidad de Vida Noticias Seguridad 

Cómo afectó el temblor a la Colonia General Anaya

El simulacro realizado unas horas antes pasó con más pena que gloria. Poquísima gente salió a la calle cuando sonó la alerta sísmica. Los únicos que acataron la instrucción fueron los empleados de la Delegación Benito Juárez, que entre bromas y fastidio se concentraron enfrente del monumento a Francisco Villa. Pero las cosas cambiaron para siempre a partir de las 13:14 horas de ese día. Un primer jalón, acompañado de la caída de objetos y el crujir de las paredes advirtió de la gravedad del momento. Otro jalón y gritos de la gente que bajaba escaleras tratando de alcanzar la calle. Un jalón más y la decisión de salir como sea: sin lentes, sin llaves, sin teléfono, con el pulso acelerado, pero sin mayores daños por el momento.

Pasado el temblor, la calle parecía zona de guerra: sin semáforos, con gente desorientada, caminando sin rumbo o tratando de llegar a algún lugar. La peor sorpresa fue saber del derrumbe de un edificio más allá, en las calles de Petén y Emiliano Zapata, en la colonia Santa Cruz Atoyac. Otros edificios cercanos fueron severamente dañados y al día de hoy se teme que colapsen.

Afectaciones en General Anaya

El sismo provocó afectaciones a edificaciones ubicadas en varios puntos de la colonia General Anaya. La gravedad de los casos es diversa, destacando edificios en Popocatepetl y Carrillo Puerto, y en Uxmal. Pero la situación que se vive en Paz Montes de Oca número 93 y en General Rincón 142 requiere de atención inmediata, ya que estos inmuebles tuvieron que ser desalojados. En el primer caso el problema es complejo, ya que estos condominios están conformados por tres cuerpos de construcción (torres de cinco niveles) que hacen un total de 24 departamentos; los tres presentan grietas diagonales y en cruz en los muros, además de daños importantes en columnas y no se observa que tengan trabes; el edificio de en medio es el que presenta más daños.

Después de determinarse el estado de los inmuebles de Paz Montes de Oca, el 21 de septiembre por la tarde el coordinador interno del Comité Ciudadano de nuestra colonia informó la situación a los habitantes de la zona y les sugirió adoptar las siguientes medidas: diseñar un plan familiar de Protección Civil, que incluyera preparar mochilas de emergencia y contar con accesorios de seguridad como gogles y cubre bocas, así como la apertura de canales de comunicación (chat wp) para estar informados.

Hasta el momento la situación de los inmuebles afectados en esa calle es incierta, ya que no se vislumbra la posibilidad de rehabilitarlos; sin embargo, su disposición y la densidad habitacional de la zona plantean fuertes retos para el derribo de los edificios. El día de hoy se apuntalaron los dos edificios afectados a fin de que las familias puedan recuperar pertenencias y es muy probable que en los próximos días se decidan acciones importantes, ya que en el caso de Paz Montes de Oca existe el riesgo de que este edificio caiga hacia el lado derecho (visto de frente).

Para atender a los vecinos afectados, el Comité Ciudadano coordinó la habilitación de albergues y acceso a servicios básicos. Cabe señalar que ante estos hechos la solidaridad de los vecinos fue notable, ya que se contó con donaciones de productos de limpieza, cobijas, colchonetas, sillas y otros enseres.

Lo que sigue

Hasta el momento se cuenta con una base de datos de la Delegación Benito Juárez que enlista los inmuebles en riesgo de colapso, pero un aspecto de gran importancia en el corto plazo será contar con la relación de los condominios y casas que tienen algún nivel de daño y requieren revisión en General Anaya. Si bien no hubo decesos que lamentar a raíz del sismo, las afectaciones son considerables y harán necesario diseñar una estrategia para enfrentar los procesos de demolición, reforzamiento y facilitar la reconstrucción bajo parámetros sustentables y sobre todo, evitando continuar con procesos de especulación y gentrificación en la colonia.

Se hace un exhorto a los vecinos para estar pendientes de las notificaciones oficiales que se emitan sobre las afectaciones que produjo el sismo en las construcciones de la zona, así como acatar los protocolos de seguridad y mostrar una actitud empática y solidaria con los vecinos afectados directamente.

 

Related posts